En los internamientos psiquiátricos se violan los derechos humanos.



He redactado este artículo por la indignación al haber leído el artículo similar en el diario.es, con el nombre “En los internamientos psiquiátricos se incumplen los derechos humanos.” En cierto modo el que escribió ese artículo o bien demuestra ignorancia o quizás lo único que quizo es rellenar un folio con algo para publicar en internet, pero no le preocupa el tema de los derechos humanos de los usuarios de servicios de salud mental.
Para empezar los internamientos en las unidades psiquiátricas, en las Unidades de internamiento Breve de los hospitales son de por sí mismos una violación de los derechos humanos porque se hacen usando la fuerza de la policía y en contra de la voluntad de los individuos en el 95 % de los casos. Hay que dejar claro que incumplen la constitución Española y que por lo tanto son ilegales. También se incumple la convención de los derechos de los discapacitados que España y la mayoría de los países democráticos están obligados a cumplir desde el 2008. Aunque sea lo habitual en este país y en otros, se están internando a 180 pacientes al día en unidades psiquiátricas. La policía nacional o la guardia civil entra en la casa del individuo lo esposan, lo meten en una ambulancia esposado, bajo la mirada de todos tus vecinos y lo llevan a urgencias de psiquiatría de un hospital donde será atado a la cama a la espera de subirlo a planta. Eso si es una violación de los derechos humanos. Los internamientos son injustificados, muchas veces es un pariente el que llama para que vengan a ingresar al individuo y el motivo puede ser una simple discusión o una mala relación entre ambos parientes. Normalmente tu historial clínico ya estará en el ordenador del hospital y puede que no te ingresen por lo que has hecho si no por lo que hiciste en el pasado. Cómo si tuvieras que estar volviendo a cumplir condena por algo que pasó en el pasado. En cualquier caso es pura violencia ingresar a alguien en contra de su voluntad en un centro psiquiátrico donde estará ingresado una media de 21 días, pero puede estar ingresado hasta 3 meses, que es el periodo máximo en el que puede estar una persona en una unidad de internamiento breve. Eso en teoría, porque en la practica y en situaciones excepcionales se puede estar más de 3 meses.

Otra forma de violar los derechos legales y humanos del individuo encerrado es no darle un documento del juzgado indicándole el porque ha sido ingresado y en el que se debe indicar cuál es la ley bajo la cual es internado en contra de su voluntad. Y que tiene el derecho de solicitar un abogado. Aunque entregar este papel del juzgado debería ser algo rutinario normalmente se olvidan de entregar el documento, lo que es una violación de derechos fundamentales.

La otra violación de los derechos humanos es el obligarte a tomar drogas psiquiátricas, si no las tomas nunca saldrás del encierro. Ahora imponen los inyectables, es decir inyecciones por un mes o por tres meses, por lo tanto son inyecciones de liberación prolongada para que el paciente no se olvide o no se oponga a tomar las drogas psiquiátricas durante ese periodo de tiempo. Normalmente el inyectable se suele dar unos pocos días antes del alta, y suele indicar que el paciente ha renunciado a defenderse y a aceptado su enfermedad, su diagnóstico y ha aceptado tomar el inyectable.

Si el paciente se opone a tomar las drogas psiquiátricas, cosa que suele suceder, buscarán la forma de coaccionarte. Y el sistema de acoso te enviará al psicólogo y el psicólogo te dirá en sesiones de una hora cada tres días que o tomas las drogas o estarás eternamente encerrado, que no hay otra opción. Por lo que los psicólogos clínicos son cómplices de este sistema aberrante. En donde se intenta imponer el modelo biológico. Y en donde no hay terapia psicológica ni por parte del psicólogo ni por parte del psiquiatra. El psiquiatra considera peligroso entrar a comentar las ideas delirantes que pueda tener el paciente, si es que las tiene y por lo tanto no hará nunca terapia. Generalmente tampoco intentará hablar de tus problemas, lo que te ha llevado hasta ahí, si estas internado durante un mes, te puedo asegurar que tan solo una de las charlas con el psiquiatra de las más de 30 que tienes puede ser por la causa que te llevo allí y por los problemas de convivencia que tienes con tus familiares. A lo sumo el psiquiatra intentará reunirse con los familiares del paciente acordando con ellos que se tomará la inyección y que el paciente se ha comprometido a tener un buen comportamiento. Por lo que puede volver a casa.
Esto es una forma de violencia porque las propias personas que han encerrado al paciente son los que se entrevistan con el psiquiatra y se hace depender de ellos que se le deje en libertad y es que lo normal es que el paciente debería ser el que decidiera con quién se entrevista el psiquiatra y a quién puede hacer cómplice o ayudante de su problema en el psiquiátrico.

Lo demás el que no te dejen llamar por teléfono los primeros días, a nadie, que no te dejen recibir visitas los primeros días es también otra violación de los derechos humanos. El que solo te dejen hacer dos llamadas de cinco minutos, pasados unos días, impidiendo que llames a un abogado y que tengas asesoramiento legal por parte del abogado a través del teléfono. Son otras muestras más de violación de derechos humanos. El hecho de no poder reunirte a solas con un abogado es otra violación. Y si pides un abogado de oficio que suele ser lo habitual dada la precariedad en la que viven la mayoría de los pacientes psiquiatricos este nunca vendrá a la unidad porque no le compensa, por una parte el abogado apenas cobra y por otra parte el abogado siendo consciente de que no se puede hacer nada desde el punto de vista legal, ni se molestará en ir a verte al hospital. Y eso si consigues que el abogado te atienda por teléfono ya que lo normal es que cuando pidas abogado de oficio nadie haga el trámite para solicitarlo.


Pero ya hemos nombrado otra violación pero que puede haber pasado por alto. Cuando ingresaron al paciente en las urgencias de psiquiatría del hospital lo ataron a la cama usando 4 o 5 seguritas y para hacer eso tuvieron que agarrarlo brutalmente por el cuello para evitar que te opongas. El dolor en la garganta dado el maltrato durara al menos todo el primer día del ingreso a la fuerza.

Otras violaciones de los derechos humanos y pese a tener habitaciones que generalmente son de dos camas para dos personas, es el no dejarte tener tus cosas en la habitación y estar obligados a tenerlas en una taquilla las 24 horas controladas. Entre esas cosas no estará tu teléfono que si lo conseguiste traer en el último momento al metertelo en el bolsillo estará en la taquilla en la planta baja del hospital junto con otras cosas como llaves. A la espera de llevartelo el día de tu liberación. En definitiva, al no tener el teléfono y como nadie se sabe los números de teléfono de memoria no podrás llamar ni a abogados ni a seres queridos por no tener el número. Eso si consigues vencer la vergüenza de llamar a un familiar o a un amigo y decirle que estás allí ingresado. Por otra parte el obligarte a llevar el mismo tipo de pijama que los demás pacientes es algo que denigra a la persona, y es una cosa que no pasa ni en las cárceles. Es una violación de los derechos también a tener en cuenta.

El atar a la persona dentro de la unidad es algo habitual, basta con que estes inquieto y no puedas estar callado, con que rompas con el silencio de la unidad te mandarán a los seguritas y te atarán a la cama durante una tarde o una mañana entera. Suele ser habitual y siempre son víctimas las mismas personas. No hace falta agredir a alguien para verte atado a la cama durante horas.

Los casos en los que los pacientes se oponen a tomar las drogas psiquiatrícas son pocos, pero si se dan te puede pasar de todo, desde que no te dejen levantarte de la mesa en el comedor hasta que no te las tomes, o bien te pueden encerrar en tu habitación e impedirte estar en el salón con más gente socializandote o incluso pueden atarte a la cama indefinidamente.

En definitiva hay pacientes que pueden verse encerrados en las unidades psiquiátricas y si no aceptan tomar la droga psiquiátrica se les amenaza con encerrarlos 6 meses en las unidades de media estancia. Muchas veces el paciente no tiene nadie con quién hablar y se pasa 15 horas al día deambulando por el pasillo y alternando este con sentarse en el salón donde estará la televisión puesta en el canal con mayor telebasura del país. Y como mucho conseguirá verse con el psiquiatra una vez al día durante 10 minutos al que tratará de convencerle para que lo saque del encierro. Basicamente meterte en una unidad psiquiátrica es un castigo y solo persigue doblegar tu voluntad aceptando todo lo que el modelo biológico-comercial psiquiátrico te impone.

Soledad, violencia y coacción son las palabras que definen estar en una unidad psiquiátrica.
¿Ha encontrado lo terapéutico en el internamiento? No lo ha encontrado porque no lo hay, si tiene suerte será recibido por el psiquiatra todos los días, aunque habrá días que usted no lo vea. Pero terapia psicológica no se hace en los centros psiquiátricos. En estos centros nos podemos encontrar a gente que ha discutido con los familiares con los que convive, nos podemos encontrar a una persona que fue encerrada por cambiar la contraseña de la wifi de la casa, o nos podemos encontrar con un hijo médico que encierra a su padre por querer divorciarse de la madre, para que no se divorcie de esta. Verlo para creerlo.

Y es que y no me cansaré de decirlo que la psiquiatría debe ser algo voluntario. El que quiera estar en un centro psiquiátrico que lo esté de forma voluntaria y el que quiera tomar drogas psiquiátricas que las tome, pero el encerrar a las personas porque no ha ido a ponerse el inyectable al tercer mes a la unidad de salud mental, es una violación de los derechos constitucionales, de los derechos humanos y de los derechos de las personas con discapacidad. Esto ha de cambiar y esperamos que las leyes propuestas por Unidas Podemos sobre los derechos de los pacientes se cumplan en España y en todos los países del mundo.

Por último no me quiero ir sin mencionar la violencia ejercida con el electroschock, la mayoría de las veces son víctimas de esta tortura mujeres de elevada edad, pasando los 45, mujeres que normalmente están solas, o bien están divorciadas, o bien no tienen buena relación con la familia, la someten a esta tortura que no tiene nada de científica y que me hace recordar a los tiempos de la lobotomía y a los tiempos del coma insulínico. Que si me pongo estricto no hace tanto tiempo de eso.

Sepa usted que es más fácil de lo que parece acabar en un lugar como este. Solo se tienen que dar las condiciones de falta de independencia económica y de dependencia de otras personas, precariedad laboral, problemas familiares, falta de entendimiento con tus personas más cercanas. En definitiva tener problemas personales que el psiquiatra se encargará de criminalizar y de exagerar haciendo crecer la burbuja de la industria farmacéutica que quiere vender más y más fármacos. A costa de violar la intimidad y la dignidad de los pacientes.

La psiquiatría solo trae sufrimiento a la vida de las personas, problemas de salud física y problemas de salud mental. Nada bueno aportará a su vida esta pseudociencia.

    Alguien voló sobre el nido del cuco.






Un comentario el 18 de Enero del 2021.

 Este blog independientemente de la visitas que tenga, es bueno que exista, se piensa que se puede encontrar de todo en internet y no es cie...