Derechos de los pacientes psiquiatricos 2ª parte.


Entrevista con Luis de Miguel Ortega. 

Abogado, enfermero y psicoterapeuta. Abogado y enfermero experto en temas psiquiátricos. Que estudió un master de psicoterapia.

La psiquiatría es una ideología no una ciencia. Luis de Miguel Ortega.”


Luis de Miguel estuvo varios años trabajando en hospitales psiquiátricos como enfermero. El hecho de que a su hijo lo trataron de diagnosticar con TDAH fue uno de los motivos para que decidiera estudiar la carrera de abogado, con el primer objetivo de defender a su propio hijo. Al que consideraba una persona normal, lo único que tenía comportamientos propios de la edad, de lo que es un niño.
Según Luis de Miguel el psiquiatra está obsesionado en defender a la sociedad del enfermo mental. Y no en defender realmente a la persona trastornada. La ley de internamientos psiquiátricos Española fue heredada de las leyes Francesas entre el año 1931 y el 1933 y consiste en defender a la sociedad del Loco. La esencia de la ley es hay que defender a la sociedad de vagos, de maleantes y de locos.
Luis de Miguel dice:“que el psiquiatra ha dejado de ejercer el papel de médico y ha pasado a ejercer la labor de policía.”
En el vídeo en el minuto 12, se le hace la pregunta a Luis de Miguel de si se violan los derechos de las personas con diagnósticos psiquiátricos. Su respuesta es que sí, y que no es una opinión personal, si no que es una opinión de la OCDE y de los observatorios de los derechos humanos.
El psiquiatra incumple su juramento hipocrático al coaccionar al paciente a tomar la medicación.
Los psiquiatras tratan de protegerse las espaldas al no firmar un documento informado en el que se le informa al paciente o a sus familiares por ejemplo de los efectos secundarios de la droga psiquiátrica, por lo tanto esto, el no firmar dicho documento, no se hace sólo por comodidad, sino que el psiquiatra lo hace para protegerse. Realmente el psiquiatra lo hace porque piensa que se está protegiendo más así mismo con este comportamiento.
Internamientos a la fuerza.
En los internamientos a la fuerza, minuto 18 del vídeo, dice Luis de Miguel, para cumplir con la legalidad vigente habría que obtener el consentimiento de un juez antes de internar a la persona en un centro psiquiátrico, en el caso de que no sea un procedimiento urgente, por lo tanto siempre, en el caso de que no esté en peligro la vida del paciente habría que pedir el consentimiento de un juez antes de internar a la persona. Es decir, a el paciente se le mantendría en urgencias hasta que se consiguiese la autorización del juez, y esto habría de hacerse en las tres horas posteriores a la entrada en urgencias. Por lo tanto llegamos a la conclusión de que en España se está violando la ley.
Habeas Corpus. Minuto 21 del vídeo.
En el internamiento psiquiátrico a la fuerza se puede pedir en el momento de la detención un Habeas Corpus, que en la práctica no conseguirá parar el internamiento, pero que sí conseguirá hacer que venga un juez de forma inmediata y que estudie el caso antes del internamiento. Bueno en el vídeo no queda claro si el juez vendría, o si el paciente sería llevado hasta un juez. En el propio procedimiento de Habeas Corpus se pueden introducir alegaciones. Minuto 22:37
El secretario judicial tiene que estar presente en el momento de la detención para que levante acta, se puede exigir que esté presente. También se puede exigir en el momento de la detención copia del auto del juez.
Inconstitucionalidad de los internamientos en España.
Para poder restringir cualquier derecho recogido en el artículo 53 de la constitución, tiene que ser mediante una ley orgánica, así es en casi todos los países, en España el internamiento se regula por un artículo de la ley de enjuciamiento civil, el 763, este artículo no pertenece a una ley orgánica pero se le ha declarado orgánico en el 2015. No existe una ley orgánica para el internamiento involuntario en los centro psiquiátricos. Por lo tanto el internamiento en centros psiquiátricos es ilegal y anticonstitucional.

Incapacitaciones. Minuto 25:16.
En el proceso de incapacitación se le debe nombrar un abogado a la persona que van a incapacitar, en muchos casos esto no se cumple. Por lo que la persona pierde todos sus derechos y una vez incapacitado ni siquiera puede recurrir.
Insostenibilidad técnica y jurídica de diagnósticos y tratamientos. Mínuto 30:07.
Los tratamientos y los diagnosticos no siguen los criterios científicos que siguen los diagnósticos médicos, si no que es la opinión de un psiquiatra contra la opinión de la persona.
Los tratamientos tienen que seguir unos criterios legales, hay que cumplir la beneficencia, la no maleficencia, la eficacia, la justicia, todos estos criterios implican que el tratamiento tiene que beneficiar al paciente. Y también tiene que haber consentimiento informado.

Uso de la doctrina del riesgo.
Luis de Miguel crítica la actitud de los psiquiatras que actúan siguiendo la doctrina del riesgo.
Los psiquiatras en España ejercen su profesión pensando que hay muy poca probabilidad de que tengan problemas legales por ejercerla y por lo tanto asumen riesgos para los que no tienen miedo.
Diagnóstico de arrastre y cronificación de las patologías. Minuto 41.
En pacientes psiquiátricos que ingresan porque consumen drogas, el psiquiatra disfraza las consecuencias de la toma de la droga con una supuesta enfermedad mental, es decir, en el informe de ingreso omitirá que el paciente tomaba drogas y afirmará que lo que tiene el paciente es una enfermedad mental. Y es que según Luis de Miguel la medicina y en concreto la psiquiatría tiende a cronificar patologías no a buscar soluciones.

Es muy díficil que una persona se reinserte en la sociedad cuando una persona recibe una pensión por discapacidad y tiene los ingresos mínimos garantizados.
Dice Luis de Miguel, que el sistema piensa que el paciente debe recibir una pensión para poder satisfacer sus necesidades básicas pero que el sistema Español se ha olvidado de la reinserción de estas personas en la sociedad con un trabajo.

Perdida de la custodia de los niños al oponerse a un tratamiento.
Por ejemplo si los padres se oponen al tratamiento psiquiátrico de su hijo con TDAH el estado le puede quitar la custodia y obligar al niño, en contra del criterio de los padres e incluso del propio niño a tomar las drogas psiquiátricas. Esto es una realidad hoy en España. Se llama a la fiscalía, se avisa a los servicios sociales y se saca al niño del núcleo familiar. De hecho hay una nueva ley creada para agilizar la perdida de la patria potestad de los padres. La policía entra a la fuerza en la casa de los padres y se lleva a la fuerza al menor y lo ingresa en un centro de internamiento.

La lucha contra la psiquiatría.
La lucha legal de una persona que ha sido diagnosticada con una enfermedad mental, que está recibiendo una pensión y que está siendo obligado a drogarse con drogas psiquiátricas no puede llevarse a cabo si esta persona no tiene una red de relaciones sociales buena, con 10 amigos con los que tomarse un café, y unos hábitos de vida saludable, una actividad normal, como hacer deporte, pasear, hacer cestas de mimbres. O lo que sea.

La ley orgánica sobre salud mental que no existe en España debe abordar los tres siguientes campos.
Internamiento y medicación involuntaria.
Incapacidad.
Criterios de inimputabilidad de los enfermos mentales.

Un comentario el 18 de Enero del 2021.

 Este blog independientemente de la visitas que tenga, es bueno que exista, se piensa que se puede encontrar de todo en internet y no es cie...