¿Que es la antipsiquiatría?



La antipsiquiatría es un movimiento que se opone a la psiquiatría, formado por ciudadanos, por pacientes psiquiátricos, por familiares de pacientes, por psiquiatras y psicólogos críticos con el módelo biológico que ha adoptado la psiquiatría en los últimos 50 años, que denuncia que la psiquiatría es una pseudociencia, que se basa en hipótesis sin demostrar científicamente. La antipsiquiatría cree que las bases científicas de la psiquiatría son muy pobres, que los conocimientos sobre los trastornos mentales son muy escasos, que la psiquiatría sabe de lo que ellos llaman enfermedades mentales lo mismo que se sabía hace 150 años, es decir, prácticamente nada. Y que la psiquiatría viola constantemente los derechos humanos de los pacientes y sus derechos constitucionales. Que la psiquiatría practica la coacción, la violencia y la esclavitud. Y se ha convertido en un negocio, que se aprovecha de personas muy vulnerables que tienen problemas personales. La antipsiquiatría tambien denuncia practicas aberrantes como la lobotomía, como el electroschock, como el coma insulínico. Como el encierro de personas ancianas en psiquiátricos solo por el hecho de ser mayores y estar solos. Crítica el tratamiento con electroshock de mujeres mayores que están solas, o el tratamiento de niños con bajo rendimiento escolar con drogas como el Ritalín en enfermedades inventadas como el TDAH. La antipsiquiatría crítica que el pesimismo de la psiquiatría con la buena evolución de los trastornos mentales se debe a el hecho de querer convertir a los pacientes en un negocio. Vulnerando sus derechos humanos y constituciones y convirtiéndolos en meros consumidores de drogas psiquiátricas. La antipsiquiatría también crítica que la psiquiatría se base en creencias de que las enfermedades se producen por desequilibrios químicos y las personas diagnosticadas no reciban ayuda psicológica adecuada, limitándose a recibir pastillas que no funcionan. Sin asistir a la consulta de un psicólogo que sí le puede ayudar.

Las personas que mas han influido en los últimos años en la antipsiquiatría son los psiquiatras Colin Ross, el médico dánes Peter Gotzsche, el psiquiatra Peter Breggin y los psiquiatras Tomas Szazs. Tomas Szasz falleció en el año 2012. Giorgo Antonuci también influyó mucho en Italia. Otros psiquiatras o médicos que influyeron en la antipsiquiatría son Cooper y Laing. Periodistas como Robert Whitaker también se puede decir que comparten ideas de la antipsiquiatría. Muchos de ellos no se consideraban miembros del movimiento antipsiquiatría pero comparten o compartían sus ideas y sus reivindicaciones. Y por lo tanto se consideran miembros de dicho movimiento. El experimento Rosenhan llevado a cabo por el psicólogo Rosenhan también dejó en evidencia a la psiquiatría convirtiéndola en una pseudociencia. Por último mencionar la buena labor que hace la Comisión Ciudadana de los derechos humanos y celebrar la propuesta de ley en España de Unidos Podemos que supone un cambio radical en la defensa de los derechos humanos de los pacientes.

Experiencias como Dialogo Abierto en Finlandia dan la razón a la antipsiquiatría permitiéndole afirmar que otros servicios de salud mental son posibles.

Algunas de las reivindicaciones o ideas del movimiento antipsiquiatría son las siguientes:

  1. O bien debe abolirse la psiquiatría y desaparecer del campo de la medicina o bien tiene que reformarse profundamente. La psicología debe ser el único campo que aborde la salud mental.
  2. O bien deben usarse las drogas psiquiátricas solo durante poco tiempo y en casos extremos o bien debe ilegalizarse su uso en personas.
  3. La legislación que permite encerrar a pacientes en hospitales psiquiátricos debe ser abolida. Los internamiento en centros psiquiátricos deben ser voluntarios. Sólo el paciente debe elegir si va a un centro psiquiátrico y el tiempo en que está en el.
  4. La legislación que permite obligar a los pacientes a ingerir drogas psiquiátricas a la fuerza debe ser abolida, los pacientes tendrán el derecho a exigirle al psiquiatra que le ayude a dejar las drogas psiquiátricas poco a poco para evitar los problemas de abstinencia de unas drogas que son peligrosas.
  5. No se puede hablar de enfermedades mentales, tal y como dijo Tomas Szasz hablar de enfermedad mental es utilizar una metáfora, la enfermedad mental es un mito, sino hay daño orgánico no se puede hablar de enfermedad. Por lo tanto solo se puede hablar de trastorno mental o de ausencia de salud mental, pero nunca se puede hablar de enfermedad mental.
  6. Dirigirse a una persona tratándola de enferma mental es una violación de los derechos humanos.
  7. Las enfermedades mentales no se producen por desequilibrios químicos en el cerebro. Nunca se ha demostrado la existencia de un solo desequilibrio y tampoco se ha demostrado que los fármacos corrijan un desequilibrio.
  8. Los antipsicóticos, los antidepresivos y las drogas para tratar el TDAH son drogas inventadas. Que no curan sino que dañan la salud física y mental de las personas que las consumen.
  9. Actualmente la industria farmacéutica ha convertido la salud mental en un negocio, con la colaboración de los psiquiatras y de los Estados.
  10. Que toda persona puede recuperarse de sus trastornos mentales, en general la recuperación siempre es posible. Sin embargo la psiquiatría declara enfermos de por vida a todos los pacientes psiquiátricos sin excepción y procura darles pensiones no contributivas por discapacidad sin seguir unos criterios científicos razonables y violando los derechos laborales y constitucionales del paciente que recibe la categoría de discapacitado.
  11. La creencia de que las drogas psiquiátricas son medicamentos específicos y eficaces para el tratamiento de los pacientes es una creencia totalmente errónea. Sus drogas no funcionan y producen daños a veces irreversibles en la salud física y en la salud mental de las personas.
  12. Lo que ellos llaman efectos secundarios son en realidad efectos primarios, son daños sobre la salud de las personas que toman sus drogas que se producen por lo dañinos que son sus medicamentos. La impotencia que producen los antipsicóticos y los antidepresivos. El Parkinson que producen los antipsicóticos. La discisnesia tardía o la distónia. La diabetes ocasionada por estas drogas y en general todos los efectos negativos sobre la salud física de las personas son suficiente razón para ilegalizar estas drogas psiquiátricas.
  13. Los estudios de las drogas sobre las personas no tienen rigor científico ninguno. Muchos de los estudios sobre los pacientes se hacen solo durante 3 semanas, por lo que no hay tiempo suficiente para estudiar la eficacia de un medicamento ni para estudiar los efectos indeseados sobre la salud de dicho fármaco. Además son las propias farmacéuticas las que hacen los informes de los medicamentos ocultando siempre los resultados negativos de los estudios.
  14. La antipsiquiatría también reivindica que los problemas de la vida diaria deben dejar de ser psiquiatrizados. Y crítica a la psiquiatría al convertir los problemas de la vida normal en enfermedades mentales.
  15. El uso de la policía, la guardía civil, la policía autonómica para encerrar a las personas en hospitales psiquiátricos debe acabar pues es una violación de los derechos constitucionales. Lo que demuestra que la psiquiatría práctica la violencia y los encierros que son similares a la esclavitud practicada durante siglos.
  16. La financiación por parte del estado de los antipsicóticos inyectables debe terminar, porque son unos productos farmaceúticos que se usan para coaccionar a pacientes y porque su coste es demasiado alto en comparación con las pastillas.
  17. Debe considerarse ilegales todas las incapacitaciones de personas que no hayan sido asistidas por un abogado durante el proceso de incapacitación.
  18. Será delito penal que un psiquiatra coaccione a un paciente psiquiátrico para abortar.
  19. La policía no podrá entrar en un domicilio ni con la orden de un juez para obligar al paciente a inyectarse una droga psiquiátrica.
  20. Las esterilizaciones de personas consideradas incapaces deben acabar por ser una violación de los derechos humanos y constitucionales de la persona.
  21. El electroschock al igual que el coma insulínico debe ser una práctica psiquiátrica que debe ser prohibida.

Un comentario el 18 de Enero del 2021.

 Este blog independientemente de la visitas que tenga, es bueno que exista, se piensa que se puede encontrar de todo en internet y no es cie...