Biografía de Thomas Szasz.


Thomas Szasz nace en 1920 y muere después de una caída el 8 de Septiembre del 2012, a la edad de 92 años. Su esposa había fallecido en 1971, año en el que Szasz tenía 51 años. Szasz tenía dos carreras universitarias, era físico y médico, especializado en psiquiatría. Había sido un excelente estudiante en su juventud. Nació en Budapest, Hungría, pero el no se consideraba Húngaro y en 1938 se mudo junto a su familia a Estados Unidos, donde vivió, trabajó y murió. Huyo de Hungría por miedo a la persecución de los nazis a los Judíos.  A los 30 años, en 1950, obtuvo un diploma como psicoanalista que se lo otorgó el Instituto de Psicoanálisis de Chicago. Después de eso llego a dar clases en la Universidad de Siracusa en Nueva York. Paradojicamente se le nombró miembro vitalicio de la asociación Americana de Psiquiatría. Colaboró para fundar la Comisión Ciudadana de los derechos humanos asociación vinculada a la iglesia de la Scienciología, pero nunca formó parte de dicha iglesia. En cuanto a su pertenencia al movimiento antipsiquiatría. Creemos que Szasz no se consideraba parte de un movimiento organizado, llamado antipsiquiatría, pero si se consideraba parte de un movimiento que se oponía a la tiranía de la psiquiatría, Szazs no se consideraba así mismo como psiquiatra, pese a que ejercía la psiquiatría como su profesión.(Tampoco se consideraba así mismo como médico pese a serlo, porque habitualmente no intentaba curar a nadie) En cualquier caso sus ideas y su personalidad han hecho de que Szasz sea uno de los intelectuales más importante del movimiento antipsiquiatría, especialmente por sus reivindicaciones en el campo de los derechos humanos de los pacientes psiquiátricos. 



Su visión de que la enfermedad mental no existe, que solo existen los problemas personales, y que la enfermedad mental es un mito, que lo que existe es el criterio de un psiquiatra que es el que decide lo que es normal o lo que no es normal. Que como no hay lesión orgánica en los trastornos mentales nunca se puede hablar de enfermedad mental.  Marcan su visión y su ideología. Autor de más de 33 libros es fámoso por su libro el Mito de la enfermedad mental.

Pero lo mejor que te puedo ofrecer es este vídeo que he editado de un debate en el año 1975 en la televisión Mejicana Televisa, un debate de 3 horas en la que he extraído las intervenciones de Szasz que no llegan en conjunto a 18 minutos. El vídeo está subtitulado y salvo otro vídeo que existe y que se puede ver por internet constituye la única muestra en vídeo sobre Szasz traducida al español que se puede encontrar por internet. (Ojo en inglés hay más videos de Szasz en internet)




Su página web sigue on line años después de su muerte, en ella se puede estudiar sus ideas y su obra.

http://www.szasz.com/

Curiosamente también tiene una página web en Alemán donde se traduce su obra a dicho idioma.

https://www.szasz-texte.de/index.html

Normalmente internet no es una fuente del todo fiable sobre la vida de estos personajes tan polémicos, por lo que habitualmente para tener idea de la vida de estas personas nos vamos a su propia página web donde suele haber una pequeña autobiografía del individuo en cuestión, pero este no es el caso, aquí te dejo un resumen sobre la vida de Szasz de un periódico que ya ha retirado el artículo de internet. Al que le hemos añadido un resumen de las ideas de Tomas Szasz y un resumen de sus libros publicados. Su bibliografía.


Breve biografía de Thomas Szasz.

Thomas Szasz, psiquiatra cuyo libro “El mito de la enfermedad mental” de 1961, cuestionó la legitimidad de su campo y siempre fue mentor para las generaciones de intelectuales críticos, defensores de pacientes y activistas de la antipsiquiatría, enemistado con muchos colegas médicos, murió en su casa de Manlius, NY cuando tenía 92 años.
Dr. Thomas Szasz en 2001.
Murió después de una caída, dijo su hija Dr. Margot Szasz Peters.
Dr. Szasz (pronunciado sahz) publicó su crítica en un momento particularmente vulnerable para la psiquiatría. Cuando la teorización freudiana empezó a caer en desgracia, el campo estaba tratando de girar a una orientación médica y basada empíricamente. Recién llegado así mismo con una formación freudiana, el Dr. Szasz vio que el giro médico de la psiquiatría como fallido en el mejor de los casos, y su libro colocó la disciplina “en la compañía de la alquimia y la astrología”.
El libro se convirtió en una sensación en los círculos de salud mental, así como una biblia para los que se sentían mal tratados por el sistema de salud mental.
Dr. Szasz argumenta en contra de los tratamientos coercitivos, como el confinamiento involuntario, y el uso de los diagnósticos psiquiátricos en los tribunales, llamando a ambas prácticas no científicas e inmorales. Se erigió pronto en compañía de otros destacados críticos de la psiquiatría, entre ellos el sociólogo canadiense Erving Goffman y el filósofo francés Michel Foucault.
Edward Shorter, autor de “Historia de la Psiquiatría: Desde la época del Asilo a la Edad de Prozac” (1997), llamó al Dr. Szasz “el más grande de los intelectuales de la antipsiquiatría”.
Juntos, añadió, “Intentaron con todas sus fuerzas mantener a la gente lejos de tratamiento psiquiátrico sobre la base de que si el paciente no tiene enfermedad del cerebro real, sus dificultades reales sólo eran “problemas de la vida”.
Este ataque tuvo algún mérito en la década de 1950, el Dr. Shorter dijo, pero no más tarde, cuando el campo comenzó a desarrollar enfoques más científicos.
Para los escépticos de la psiquiatría moderna, sin embargo, el Dr. Szasz fue una figura fundacional.
“No estuvimos de acuerdo en todo, al igual que su opinión de que no hay tal cosa como la enfermedad mental”, dijo Vera Hassner Sharav, presidenta y fundadora de la Alianza para la Protección de la Investigación Humana, un grupo de defensa del paciente, y una vieja crítica del campo . “Pero su mensaje de que la gente se designa como enfermo, son etiquetados y luego excluidos de la sociedad y presa de una industria dominada por las drogas. Ahí es donde él fue muy valioso”
Después de hacerse famoso, el Dr. Szasz fue más vehemente. Desde su base en el departamento de psiquiatría de la SUNY Upstate Medical University en Siracusa, escribió cientos de artículos y más de 30 libros, entre ellos “Ideología y Locura: Ensayos sobre la deshumanización psiquiátrica del Hombre” (1970) y “La esclavitud psiquiátrica: Cuando el confinamiento y la coerción se enmascaran como Cura “(1977).
En 1969, en una acción que dañó su credibilidad incluso entre sus colegas, se unió a la Iglesia de la Cienciología para fundar la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos, que retrata el campo como abusivo y regularmente hace manifestaciones con piquetes en convenciones psiquiátricas.
Dr. Szasz no era un cienciólogo, y más tarde se distanció de la iglesia, pero compartía la visión crítica de la religión de la psiquiatría. Sus provocaciones no quedaron sin costo. En la década de 1960, las autoridades de Nueva York de salud mental, indignados por sus ataques contra el sistema estatal, bloquearon al Dr. Szasz de la enseñanza en un hospital estatal, donde los residentes eran capacitados, de acuerdo a dos antiguos compañeros. Dr. Szasz se opuso, pero tenía pocos recursos, y su enseñanza se redujo.
Dr. Szasz se opuso a la Asociación Americana de Psiquiatría en la ampliación de sus diagnósticos en su nuevo manual.
“Para que conste, he de decir que yo lo admiraba, aunque creo que estaba completamente equivocado sobre la naturaleza de la esquizofrenia”, dijo el Dr. E. Fuller Torrey, fundador del Centro de Defensa del Tratamiento en Arlington, Virginia, que apoya leyes más estrictas para asegurar el tratamiento de personas con trastornos mentales graves. “Pero hizo una contribución importante a la cuestión del mal uso de la psiquiatría. Su mensaje es importante hoy en día.”
Thomas Szasz Stephen nació en Budapest el 15 de abril de 1920, el segundo hijo de Julius Szasz, un abogado, y de su exmujer Wellisch Lily. La familia se mudó a Cincinnati en 1938, donde el niño se convirtió en un estudiante estrella. Obtuvo una licenciatura en física de la Universidad de Cincinnati y se graduó en la escuela de medicina de la universidad en 1944.
Después de un internado y residencia, se matriculó en el Instituto de Psicoanálisis de Chicago y obtuvo su diploma en 1950. Trabajó en el Instituto de Chicago y sirvió en la Reserva Naval de Estados Unidos antes de unirse a la facultad de la SUNY Upstate.
Su esposa, Rosine, murió en 1971. Al lado de su hija la doctora Peters, le sobreviven su otra hija, Suzy Szasz Palmer, un hermano, George, y un nieto.
Dr. Szasz se desempeñó ampliamente después como orador y presentado con docenas de premios nacionales e internacionales. Hasta el final de su vida continuó discutiendo sobre la psicoterapia, la práctica que fue entrenado para llevar a cabo y de la que llegó a ser tan escéptico.
“El objetivo es asumir más responsabilidad y por lo tanto ganar más libertad y más control sobre la propia vida”, dijo sobre la psicoterapia en una entrevista en 2000 en el sitio web Psychotherapy.net. “Las cuestiones o preguntas para el paciente deben ser en qué medida está dispuesto a reconocer que sus evasiones de responsabilidad, a menudo se expresan como “síntomas”.
Thomas Szasz
Con la partida de Szasz se fue un grande de la libertad.
Luis Figueroa
Thomas Szasz falleció el 8 de septiembre pasado, pero dejó un inmenso y valioso legado intelectual, no solo en su área de expertaje médico, sino para la filosofía de la libertad.
“El proverbio dice ‘No deberías morder la mano que te alimenta’. Pero quizás deberías, si te impide que te alimentes por ti mismo”, escribió, Szasz, quien visitó Guatemala en 1979 cuando recibió un doctorado honoris causa de la Universidad Francisco Marroquín.
En el último año supe bastante de Szasz porque edité varias traducciones al español de artículos suyos para una revista en línea; y porque él era amigo de Ethan Nadelmann, de la Drug Policy Alliance; y cuando yo andaba en La Antigua, con Ethan, hace solo unos meses, Szasz le dijo que se alegraba de que él estuviera de visita en Guatemala y en la UFM. La semana pasada, mi cuate Craig citó a Szasz mientras cenábamos: “Si una persona habla con Dios, está rezando; pero si Dios habla con él, es porque es esquizofrénico”.
Szasz sostenía que el suicidio, la práctica de la medicina, el uso de medicamentos y las relaciones sexuales deberían ser asuntos privados, contractuales y ajenos a la jurisdicción de los políticos y del Estado. Se basaba en el principio de que cada persona tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo y mente; y defendía el derecho a ser libre de la violencia generada por otros. Fue un crítico de los fundamentos morales y científicos de la psiquiatría y fue profesor emérito de esa disciplina en la State University of New York.
La frase del segundo párrafo coincide con que, en Facebook, circula una caricatura que muestra cómo es que las corrientes estatista y de mercado buscan ayudar a los pobres. Del lado izquierdo se ve a los pobres en un pozo recibiendo cubetas y una de ellas dice: Estado benefactor; mientras alguien, arriba, grita: ¡traigan más comida! Del lado derecho se ve a los pobres en un pozo y a dos personas bajándoles una escalera con peldaños etiquetados con la palabra Libertad. Mientras otra persona grita: ¡traigan más peldaños!
Y estoy de acuerdo con que no hay nada de malo en morder las manos que, en vez de facilitar peldaños para que los pobres salgan del pozo, prefieren bajarles cubetas. ¿Cachas la idea? Con la partida de Thomas Szasz se fue un grande de la libertad.

Esto es lo que decía Szasz sobre la esquizofrenia a la que consideraba el mito sagrado de la psiquiatría.
"De la misma manera, (dice Tomas Szasz) los hombres y las mujeres comunes y corrientes podrían haber visto que el psiquiatra trata personas sanas como si fueran pacientes enfermos, las encarcela como si fueran delincuentes convictos, y utiliza el nombre "esquizofrenia" para esconder su actuación."
"Mucha gente en el pasado no quería y tampoco quiere ver ahora, los hechos desnudos de la psiquiatría, es decir, que los psiquiatras diagnostican enfermedades sin lesiones, y tratan pacientes sin derechos."
"En los viejos tiempos, los médicos diagnosticaban enfermedades que no podían tratar; ahora los psiquiatras tratan enfermedades que no pueden diagnosticar. (Como la esquizofrenia)"
En cuanto a la libertad Szasz lo tenía bien claro la psiquiatría practica la esclavitud, para él es un atentado contra la humanidad encerrar a alguien en contra de su voluntad en un psiquiátrico, es una práctica tan aberrante como la de tener esclavos. Ya que nadie debe ser encerrado si no ha cometido un delito y sin haber tenido un juicio justo previamente. Para el la psiquiatría al encerrar a las personas comete actos ilegales e inconstitucionales. Encerrar a las personas en psiquiátricos es un atentado contra toda la humanidad.
Sus palabras exactas sobre este tema fueron.
"Así como el dueño de esclavos podía recurrir al poder de policía del Estado para que lo ayudase a reclutar y mantener a su mano de obra esclava, así el psiquiatra institucional confía en que el Estado le preste su ayuda a fin de reclutar y mantener permanentemente una determinada población de internados en hospitales neuropsiquiátricos."
Por otra parte tenía ideas como que el uso de las drogas debía de ser libre, todo ciudadano tenía derecho a escoger las drogas que quisiera consumir y el estado no debe inmiscuirse en eso.

Muchas de sus ideas se pueden conocer leyendo estas frases que pronunció en vida.

Pensar claramente requiere coraje más que inteligencia.

Si le hablas a Dios, estás rezando. Si Dios te habla a ti, tienes esquizofrenia.

Un niño se vuelve adulto cuando se da cuenta de que tiene derecho no solo a tener razón sino también a equivocarse.

El proverbio advierte que "no deberías morder la mano que te alimenta". Sin embargo, quizás deberías, si te impide que te alimentes por ti mismo.

El aburrimiento es el sentimiento de que todo es un desperdicio de tiempo; la serenidad, de que nada lo es.

Anteriormente, cuando la religión era fuerte y la ciencia débil, los hombres creían que la magia era medicina; ahora, cuando la ciencia es fuerte y la religión débil, los hombres creen que la medicina es magia.

Aunque quizás no lo sepamos, hemos, en nuestros días, atestiguado el nacimiento del Estado Terapéutico. Esta es tal vez la mayor implicancia de la psiquiatría como una institución de control social.

Desde la revolución Freudiana, y especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, la fórmula secreta ha sido esta: si quieres desvalorizar lo que una persona está haciendo, llama psicopatológico a su acto y llámalo a él mentalmente enfermo; si quieres exaltar lo que una persona está haciendo, llama psicoterapéutico a su acto y llámalo a él sanador mental.


En el pasado los hombres creaban brujas: ahora crean pacientes mentales.

Si eres encarcelado en un hospital mental, estas en prisión, no vas a tener tratamiento o cura.



La psiquiatría es probablemente la fuerza más destructiva que ha afectado a la sociedad en los últimos 60 años.

El Profesor Szasz afirma: “La esquizofrenia se define en forma tan vaga, que en realidad es un término que a menudo se aplica a casi cualquier tipo de comportamiento que es desaprobado”.





Si te gusta este artículo compartelo.

Bibliografía.


  • 1970 The Manufacture of Madness: A Comparative Study of the Inquisition and the Mental Health Movement. New York (Harper Row)
  • 1973 The Second SinDoubleday.
  • 1973 (editor). The Age of Madness: A History of Involuntary Mental Hospitalization Presented in Selected Texts. Doubleday Anchor.
  • 1974 (1961). The Myth of Mental Illness: Foundations of a Theory of Personal ConductHarper & Row.
  • 1976 Heresies. Doubleday Anchor.
  • 1984 The Therapeutic State: Psychiatry in the Mirror of Current Events. Buffalo NY: Prometheus Books.
  • 1985 (1976). Ceremonial Chemistry: The Ritual Persecution of Drugs, Addicts, and Pushers. Holmes Beach FL: Learning Publications.
  • 1987 (1963). Law, Liberty, and Psychiatry: An Inquiry into the Social Uses of Mental Health Practices. SUP.
  • 1988 (1965). Psychiatric Justice. SUP.
  • 1988 (1965). The Ethics of Psychoanalysis: The Theory and Method of Autonomous Psychotherapy. SUP.
  • 1988 (1957). Pain and Pleasure: A Study of Bodily Feelings. SUP.
  • 1988 (1976). Schizophrenia: The Sacred Symbol of Psychiatry. SUP.
  • 1988 (1977). The Theology of Medicine: The Political-Philosophical Foundations of Medical Ethics. SUP.
  • 1988 (1978). The Myth of Psychotherapy: Mental Healing as Religion, Rhetoric, and Repression. SUP.
  • 1990 (1980). Sex by Prescription. SUP.
  • 1990 The Untamed Tongue: A Dissenting Dictionary. Lasalle IL: Open Court.
  • 1990 Anti-Freud: Karl Kraus and His Criticism of Psychoanalysis and Psychiatry. SUP. First printed in 1976 as Karl Kraus and the Soul-Doctors: A Pioneer Critic and His Criticism of Psychiatry and Psychoanalysis. Louisiana State University Press.
  • 1991 (1970. Ideology and Insanity: Essays on the Psychiatric Dehumanization of Man. SUP.
  • 1993 A Lexicon of Lunacy: Metaphoric Malady, Responsibility, and Psychiatry. New Brunswick NJ: Transaction Books.
  • 1996 (1992). Our Right to Drugs: The Case for a Free Market. SUP.
  • 1996 Cruel Compassion: Psychiatric Control of Society's Unwanted. SUP.
  • 1996 The Meaning of Mind: Language, Morality, and Neuroscience. SUP.
  • 1997 (1987) Insanity: The Idea and Its Consequences. SUP.
  • 1997 (1977). Psychiatric Slavery: When Confinement and Coercion Masquerade as Cure. SUP.
  • 1997 (1970). The Manufacture of Madness: A Comparative Study of the Inquisition and the Mental Health Movement. SUP.
  • 1999 (1996). Fatal Freedom: The Ethics and Politics of Suicide. Westport CT: Praeger.
  • 2001 (1996). Pharmacracy: Medicine and Politics in America. Westport CT: Praeger.
  • 2002 Liberation By Oppression: A Comparative Study of Slavery and Psychiatry. New Brunswick NJ: Transaction Books.
  • 2004 Words to the Wise: A Medical-Philosophical Dictionary. New Brunswick NJ: Transaction Books.
  • 2004 Faith in Freedom: Libertarian Principles and Psychiatric Practices. New Brunswick NJ: Transaction Books.
  • 2006 My Madness Saved Me: The Madness and Marriage of Virginia Woolf. Somerset NJ: Transaction Publishers.
  • 2007 Coercion as Cure: A Critical History of Psychiatry. New Brunswick (USA) London (UK) Transaction Publishers
  • 2007 The Medicalization of Everyday Life: Selected Essays. SUP.






Un comentario el 18 de Enero del 2021.

 Este blog independientemente de la visitas que tenga, es bueno que exista, se piensa que se puede encontrar de todo en internet y no es cie...